Xochicalco: historia y paisaje

Las zona arqueológica de Xochicalco, ubicada en el municipio de Miacatlán, es un destino turístico que nos atrapará por su historia y los paisajes que enmarcan el lugar.

Para llegar hasta la zona arqueológica, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1.999, tomamos un autobús con destino a Cuautepec en el terminal Miobus en Cuernavaca (es muy cerca del Casino la Selva); con un costo de 14,50 pesos mexicanos y después de una hora de recorrido, este nos deja en la entrada del parque y ahí mismo lo tomamos de regreso al terminar nuestra visita.

Xochicalco se caracteriza por sus extensos espacios para ser recorridos, aunque los interpretes cuentan que “solo está expuesto el 10% de la ciudad, exagerando el 15%”. El recorrido inicia en la entrada del Museo, ahí encontramos la taquilla, el valor del ingreso es de 65 pesos mexicanos (si es domingo o son ciudadanos mexicanos o son estudiantes de alguna institución educativa y presentan su carné, no pagan el ingreso).

En el museo, se puede conocer la distribución de las construcciones gracias a una maqueta representativa del lugar, su historia se interpreta a partir de los hallazgos hechos en la zona, como vasijas, figuras, representaciones artísticas entre otros.

Después del recorrido por el museo (recomendado), salimos a encontrarnos con parte de la ciudad vista a lo lejos. Esto ya nos da una idea del recorrido.

Xochicalco_Vista desde el Mueseo

Por un camino de piedra y en medio de la vegetación amarillenta y casi sin hojas (fuimos en enero, en época seca), iniciamos la subida al lugar. El recorrido es corto hasta encontrarse con las primeras ruinas de las construcciones y con la primera obra de arte natural, un paisaje en el que se observa un lago, casas y al fondo los dibujos de las montañas que entremezclados con la bruma se dejan ver en tonos grises y azules dependiendo de la profundidad.

Siguiendo el camino empiezan a verse los altares, los juegos de pelota, la cisterna, pueden notar la acústica del lugar y maravillarse con los alrededores de esta linda ciudad. El recorrido puede tomar alrededor de una hora, sin embargo no tienen límite de tiempo, así que pueden disfrutar de los espacios según sus gustos.

Finalmente nuestras recomendaciones para esta ruta son: llevar agua, algo de comida, cámara fotográfica, sombrero o gorra, bloqueador, carné estudiantil (si lo tienen), contratar un guía si es posible y toda la disposición para recorrer el lugar y dejarse atrapar por su historia.

Esta es la ruta que les presentamos para que conozcan Xochicalco. Si ya conocen el sitio, pueden compartir su experiencia en los comentarios. Si piensan viajar a estos lugares duden en dejar sus preguntas.

Esperamos que su ruta sea mejor que la nuestra. Hasta una próxima.