Cascadas de Agua Azul y su mágica belleza

En medio de la selva del estado de Chiapas, en el camino que de San Cristobal conduce a Palenque, podrán disfrutar de unas hermosas caídas de agua y pozos que se caracterizan por un encantador color azul turquesa producto de una afortunada combinación de sedimentos de la roca por donde pasa el río.

El hermoso azul turquesa que se puede encontrar en las cascadas de Agua Azul se debe a que la luz que ingresa al río es casi filtrada en su totalidad, a excepción del color característico del sitio que logra llegar al fondo y ser reflejada nuevamente hasta la superficie. El fondo se compone principalmente de carbonato de calcio.

Desde San Cristobal podrán contratar un tour para conocer las cascadas, este por lo general se ofrece como un paquete junto con Palenque (conoce el encanto de este sitio). El valor es de 450 MXN. El viaje es algo agotador y hasta las cascadas dura aproximadamente cuatro horas, pero vale la pena hacerlo. Si se encuentran en Palenque, el viaje es más corto, aunque desconocemos cómo llegar.

Si hacen como nosotros y compran el paquete, cuando lleguen a las cascadas van a disponer de poco tiempo para conocer todo, ya que deberán seguir su viaje hasta la zona arqueológica. Pero si administran bien el tiempo conocerán este encantador sitio.

En el sitio encontrarán diferentes miradores, cada uno de ellos ofrece una vista única del paisaje. Desde el primero podrán apreciar la cascada más ancha y uno que otro pozo, este punto es ideal para usar cámaras fotográficas que puedan crear panorámicas.

El siguiente mirador nos ubica en la misma cascada, pero esta vez desde arriba. En el recorrido pasarán por otras cascadas más pequeñas, pero igualmente encantadoras. Es difícil definir qué mirador ofrece la mejor vista del sitio, pero sin dudas este está en los primeros puestos, ya que desde aquí podrán divisar con claridad los pozos que se forman a lo largo del río y pareciera que el color azul turquesa se pudiese apreciar mejor desde la altura.

Siguiendo con la ruta, podrán caminar en medio de un bosque poco denso que los llevará hasta un sitio donde se pueden sentar y disfrutar del río. Este sitio es diferente ya que no tiene tantas caídas de agua, así que la tranquilidad predomina en el lugar.

El recorrido puede seguir en contra de la corriente del río hasta encontrar el nacimiento de este, pero lastimosamente no les podemos contar sobre esto ya que por tiempo no fuimos hasta allá. Como es habitual en estos sitios mágicos, el tiempo pasa volando.

En el sitio podrán encontrar restaurantes y puestos de artesanías. Si no disponen de mucho tiempo, lo mejor es no comer en el sitio, y mejor, comprar comida para el camino. También podrán nadar en algunas zonas que no están tan cerca a las caídas de agua, nuevamente, tendrán que calcular muy bien el tiempo si lo quieren hacer.

Durante el recorrido podrán ingresar a las cascadas o el río, no hay personas que estén vigilando o prohibiendo la entrada; sin embargo, lo mejor es hacer caso a las diferentes señales que hay para evitar problemas y arruinar el paseo. Aunque el ambiente es tranquilo, las cascadas no se ven tan peligrosas y los pozos pareciera que nos invitaran a usarlos como una tina, lo mejor es no confiarse y tomar las medidas de seguridad necesarias.

Otras recomendaciones son llevar agua, frutas, mecato o botana, usar bloqueador y repelente de insectos.

Esta es la ruta que les presentamos para que conozcan las encantadoras cascadas de Agua Azul. Si ya conocen el sitio, pueden compartir su experiencia o fotos en los comentarios. Si piensan viajar a este lugar no duden en dejar sus preguntas.

Esperamos que su ruta sea mejor que la nuestra. Hasta una próxima.