Guatavita y su historia

Guatavita es el nombre que lleva un municipio ubicado en Cundinamarca, famoso por su hermosa arquitectura con edificaciones de color blanco. Una laguna cercana a este municipio también lleva este nombre y es igual de famosa, o más, porque esta es el sitio sagrado en donde nace la leyenda de El Dorado.

Les contamos que esta vez aprovechamos un buen descuento y alquilamos un carro en el aeropuerto de Bogotá, en el que demoramos una hora desde el norte de la capital de Colombia para llegar hasta Guatavita, es un plan que perfectamente pueden hacer en un día.

El municipio de Guatavita se caracteriza por ser un hermoso pueblo pequeño, con casas de estilo colonial de color blanco; es un sitio ideal para caminar de forma tranquila por sus calles y callejones, visitar sus puestos de artesanías, conocer sus museos, su iglesia y su plaza de toros y disfrutar de una cena en la noche en sus cálidos restaurantes. Por lo anterior se puede decir que es un pueblo muy romántico.

Junto al municipio se observa la represa de Tominé. Esta nació por la necesidad de garantizar el suministro de agua a Bogotá, y el municipio, aunque parece antiguo por su arquitectura, en realidad está en ese sitio desde 1.967, año en el que fue trasladado debido a que la cabecera en su ubicación original quedó sumergida en las aguas de la represa. Caminando por el actual pueblo verán algunas piezas recuperadas de su anterior ubicación, además les recomendamos visitar el pequeño museo y la iglesia principal, valen la pena, pues todo cuenta un poquito de su historia. Esta represa también permite que en el municipio se practique actividades deportivas acuáticas y caminatas ecológicas.

En nuestros viajes nos gusta conocer la historia de los sitios visitados, y sin lugar a duda la leyenda de El Dorado es uno de los mejores relatos: la leyenda habla sobre una ceremonia que se celebraba en el pueblo Muisca cada vez que cambiaban de cacique. Esta se realizaba en un lugar sagrado y eran invitados muchos sacerdotes, estos llevaban regalos por lo general fabricados en oro que eran dejados en el sitio. Este lugar sagrado es precisamente la laguna de Guatavita, así que deben viajar a este sitio para sentir la historia de cerca.

La leyenda también cuenta que el cacique actual, sacerdotes y el candidato a nuevo cacique, que estaba bañado en polvo de oro pegado a su cuerpo con miel, viajaban en una balsa hasta el centro de la laguna y estando allí arrojaban ofrendas de oro a sus dioses; luego de esto el nuevo cacique tenía que nadar hasta la orilla con la posibilidad de ahogarse. Una representación de esta balsa se encuentra en el Museo de Oro de Bogotá, museo que pueden visitar si quieren conocer más de esta interesante leyenda ya que guarda muchas piezas recuperadas de este sitio.

Foto de youngshanahan

Esta laguna sufrió de muchos saqueos por la fama de su historia y la ambición de los conquistadores, y en una de esas excursiones rompieron parte de la montaña para drenar el agua y así seguir extrayendo sus riquezas.

Llegar a la laguna es muy fácil y se puede hacer sin problema en carro particular, aunque el camino en su último tramo es destapado; la laguna de Guatavita se encuentra en el municipio de Sesquilé. Si no tienen carro particular pueden contratar un tour desde el municipio de Guatavita. La recomendación es llegar muy temprano a la laguna, incluso antes de que abran sus puertas, ya que las filas de ingreso son muy largas. Si su plan es de un solo día le recomendamos que primero conozca la laguna y luego el pueblo.

Las recomendaciones que tenemos para visitar la laguna son usar zapatos cómodos ya que se tiene que caminar unas tres horas aproximadamente, cargar agua y usar protector solar. El camino, que es muy inclinado por tramos, está perfectamente marcado y siempre irán acompañados de un guía; el valor de la entrada es de 12.000 COP.

Esta es la ruta que les presentamos para que conozcan este hermoso pueblo y esta extraordinaria leyenda. Si ya conocen los sitios, pueden compartir su experiencia o fotos en los comentarios. Si piensan viajar a este lugar no duden en dejar sus preguntas.

Esperamos que su ruta sea mejor que la nuestra. Hasta una próxima.